DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Ciber-novela por entregas en formato de Diario

16 NOVIEMBRE DE 1920, MARTES

Narrado por la autora
MaRGaRiTa MaRíN


Querido Diario:

El Tuerto el Betunero, el que vive en la cuesta Albarqueros (nº8), por lo visto agredió a una mujer en Café La Alegría anoche, golpeándola gravemente en la cabeza y dándose a la fuga. Dolores la de Málaga, la vecina del Tuerto (nº2),  acompañó a la muchacha a la Casa Socorro y junto a dos guardias de seguridad fueron a declarar a la comisaría de Vigilancia después.

Si es que… no digo ná que luego tó se sabe pero que a esas horas nadie toma café…

Al parecer los albañiles que estaban trabajando en la obra que hay en el carril de San Cecilio fueron víctimas del mal carácter del patrón que los contrató y empezó a tildarlos de ladrones y mil improperios más, montándoles la calle y avergonzándolos de tal manera que se fueron de allí y hoy han publicado una nota pidiéndoles a sus compañeros de gremio que no le trabajen mientras no se disculpe por el trato dado a estos obreros.

Un abuso, de todas, todas, pero seguramente, alguno habrá que se haga er’tío loh’higoh y le trabaje, lo de la dignidad es muy relativo porque lo que pueda significar un trozo de pan depende del hambre que se tenga

Hoy hay una función en beneficio de Amalia Isaura en el Isabel La Católica y mañana para Antonio Martianes, pero dice Papa-Antonio que tanto chicoleo no puede ser, que se acerca el invierno y hay que guardar posibles, que si fuera en el Regio donde le regalan entradas…

Total, que me quedo con las ganas, hoy iba a interpretar la comedia Madame Pepita y a cantar couplés al final del espectáculo.

Un lástima pero si el abuelo no ve conveniente hacer gasto no hay más que decir. Quien la lleva la entiende.

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

© 2021 DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Tema de Anders Norén