DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Ciber-novela por entregas en formato de Diario

13 MAYO DE 1920, JUEVES

Narrado por la autora
MaRGaRiTa MaRíN


Querido Diario:

En la Fábrica de Harinas San Vicente, la que está por la carretera nueva del Fargue, por donde los marranos (mercado de cerdos), están vendiendo el kilo de pan, bien pesao y sin trampas, a 65 céntimos y dice Papa-Antonio quiere probarlo porque dicen que es un pan de 1ª, pero yo no veo al abuelo trasponiendo hasta allí sólo para probar el pan, que eso más que un paseo es una excursión.

Nosotros solemos comprar en los molinos de San Juan de los Reyes. Y en el horno que hay por el Rey Chico también puedes llevar tu masa y allí te lo cuecen. Nosotros no solemos hacer pan pero mis parientas de Güevejar, pa’cuando empieza ya la época de los merceores, a partir de San Marcos o por ahí, hacen un hornazo que está ¡pa’chuparse loh’deoh! Es como un pan de aceite con almendras y nueces, y un huevo duro en lo alto.

Lo preparan en su casa y luego lo llevan al horno a cocer. ¡Riquísimo! ¡Pa’qué te voy a decir otra cosa!

A ver si prepararan alguno el día de la boda de mi prima. Para el día de campo que pasamos después de abrir la lana llevaron uno pero se me olvidó apuntar la receta. ¡Lo hacen exquisito, de verdad! Y los pestiños, y los roscos, y la leche frita… Y el potaje de bacalao, y la cazuela, y las gachas picantes, y las tortillas de collejas…

¡Mare mía, ya tengo ganas de irme otra vez pa’l pueblo!

Ya queda poco, por suerte la boda será después del Corpus y podré llevar mi vestido nuevo que ya lo tengo casi, casi, listo. Esperemos nos salga un buen día de sol para la celebración en el campo, que mis parientes, sin muchos alardes, preparan siempre unos ágapes campestres entrañables.

Ná, to’mu’pobretico, pero yo no sé cómo lo hacen que con cuatro avíos te montan una feria en menos que canta un gallo.

En los pueblos hay mucha miseria pero también comparten la vida de otra manera y sobreviven mejor, en plan comunero, eso sí, en el cortijo están quinientos mil allí metíos, pero como siempre dice Madre: “Muchos poquitos hacen un muchito”.

Hablando de fiestas, hoy eran las Fiestas en el Barrio de El Salvador por la Ascensión del Señor, que venía la Banda Municipal y tó a tocar pero no hemos ido. Decididamente está Papa-Antonio últimamente un poco mustio, dejando pasar de largo ya mucho evento… me está empezando a preocupar el asunto…

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

© 2021 DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Tema de Anders Norén