DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Ciber-novela por entregas en formato de Diario

8 AGOSTO DE 1920, DOMINGO

Narrado por la autora
MaRGaRiTa MaRíN


Querido Diario:

Hoy ya vinieron mis padres y Papa-Antonio a recogernos pa’llevarnos de vuelta pa’Graná. Se vinieron a primera hora para así pasar el día con todos nosotros y ya volvernos pa’la tarde después de la merienda.

Un día precioso de campo, las viandas, los merceores, los juegos… y los cariñicos de la Mamma que también se echaban en falta, sobre todo Carmelita, aunque hay que reconocer que salvo cuatro ratillos que le ha entrado una penica de esas de no saber por qué y ha hecho cuatro amagos de puchericos, la chiquilla se ha portado como toda una mujercilla. En la medida de sus posibilidades, claro, pero más apañáh que el hilo blanco, vamos.

¡Pues anda que no se ha tomao a pecho su nombramiento como ayudanta!

Nos ponía pronto a tós a trabajar con su disposición.

Mañana empezaré ya a repasar los periódicos. Hoy ya no puedo más con mi alma.

Buenas noches, Diario.

Aquellos días de campo…

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

© 2021 DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Tema de Anders Norén