DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Ciber-novela por entregas en formato de Diario

9 AGOSTO DE 1920, LUNES

Narrado por la autora
MaRGaRiTa MaRíN


Querido Diario:

Hoy día de organizar casa después de estos díhicas de asueto que hemos pasao: deshacer equipaje, lavar ropas, organizar bártulos, limpiar el gallinero, saludar a mis gallinas…

Ya a la tarde, como los lunes no hay Defensor he aprovechado para empezar a leerme los que tengo atrasados pero ha llegado Manolín a ca’mi primo y se ha pasado por mi puerta a saludarme. Total, que nos hemos entretenido charlando en la escalera y poco periódico he leído…

Al final no pudo ir  a la misa de la Sierra. Y no porque D.José no le dejara sino porque Doña Rosa no quería que fuera porque dice que la economía de la casa no está en paraje de perder un día de su jornal en mixtos de crujío.

Pobre… ¡Con las ganas que tenía!

Ya le estuve contando yo también mi caída del mulo y los remedios medicinales que utilizaron mis parientes pa’darme alivio. Como todavía me duele un poco me ha dicho que mañana me va a traer de la botica un botecico del Tío de los Bigotes  (Linimento Sloan), un ungüento matadolores infalible que la verdad nosotros solemos tener en casa siempre pero en esta ocasión ya no nos quedaba.

-¡Ya verás cómo se te quita tó en un plisplás!- me dice.

¿Y pa’l dolor del orgullo herido no tiés ná?– le contesté pesadumbrosa aún por la vergüenza que pasé…

Pa’eso, reina mora, tengo la letrilla de una coplilla por peteneras que dice:

Ven acá, remediaora,

y remedia mis dolores,

que está sufriendo mi cuerpo

una enfermeá de amores.

¡Cucha, que copla más «de boticario· que te ha quedao!- (Rematé)

¡Mare mía, ya estamos otra vez con las coplicas!

¡Cómo una cabrica está er gachón!

Pero, en fin, al menos me ha robado una sonrisa que es el mejor de los remedios pa’l alma. Casi te diría que lo he echado de menos estos días… Es todo un personaje pero un buen amigo y un tipo muy divertido, la cosas como son.

Y bonico, que guapetón es también er chiquillo…

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

© 2021 DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Tema de Anders Norén