DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Ciber-novela por entregas en formato de Diario

3 MAYO DE 1920, LUNES

Narrado por la autora
MaRGaRiTa MaRíN


Querido Diario:

Está empezando a llover fuerte esta noche. Ayer las nubes casi no dejaron ver el eclipse de luna. Un espectáculo. Dicen que se tiñó de un oscuro color rojo, fue pasada la media noche y duró más de dos horas, pero a mí mi madre ya me eclipsó el fenómeno na’más mentarlo, no dejándome quedarme despierta para verlo.

En el periódico de hoy han hecho un llamamiento a la caridad para ayudar a Lola, la de Álamo del Marqués, la calle de detrás del Asilo de San José, que se ha quedado viuda con cuatro niños pequeños y en la mismitica miseria. Y lo que es peor, está enferma la pobre mujer. Así que habrá que estar atentas a ver qué podemos hacer por ella y cómo podemos ayudarla entre todos.

Y mientras unos vecinos se ayudan, otros se pelean, en este caso dos cuñadas que viven por el Carril de la Lona. Ahora que La Eusebia caneó, pero que bien, a La Eduarda. Le rompió un labio, le hirió en la cara y en el brazo… Mu’bonico que está eso. Y más siendo familia, que ya lo dice el refranero “si quieres una col, quieres las hojas de alrededor” y “entre padres, madres y hermanos no metas las manos” pero, sea como sea, hay que hacer por entenderse con la familia.

Por otro lado, Lana parece que está feliz en su corral nuevo pero hay que ir pensando en buscarle compañía. Cada día le preparo el moyuelo y se lo doy, y Papa-Antonio es el encargado de que no le falte nunca el agua. Cada vez que tengo un rato subo a ver cómo está y le digo lo de: -Píiiitas-pitás-pitás, píiiiitas-pitás-pitás- para que se vaya acostumbrando a mi voz y sepa que soy su amiga, a ver si me da algún huevo que con el cambio de aires todavía no se ha estrenao la joía.

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

© 2021 DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Tema de Anders Norén