DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Ciber-novela por entregas en formato de Diario

9 ABRIL DE 1920, VIERNES

Narrado por la autora
MaRGaRiTa MaRíN


Querido Diario:

Pues ya está en funcionamiento la Comisión para la organización del Corpus y ya han convocado a los pintores de Graná para que entreguen al consistorio sus propuestas para el cartel de este año antes del día 11. Pues ya pueden estar dándole una bulla al pincel, que tienen poco tiempo (formato: 0,90 x 1,40m, a 5 tintas)

Dice Papa-Antonio, que en antaño estas fiestas eran un alarde de buen gusto y cultura: los productos más estimados de las letras, artes e industria eran exhibidas en honor al Santísimo. Cuenta que la plaza de la Pescadería se convertía en auténtico jardín con flores y frutos, con tapices preciosos que revestían los muros de la plaza y calles colindantes. Y entre bosques de mirto y arrayán surtían juguetones chorros de agua y luces venecianas.

Carocas ingeniosísimas con molduras doradas perdidas en el mar de luces de los candelabros, arañas y bombas. Los artísticos altares para los descansos de la procesión, la fragancia de la juncia que enviaban los pueblos de la vega para cubrir las calles, certámenes literarios gloriosos,  las granaínas vestidas de punta en blanco

Un esplendor majestuoso desde sus inicios, allá en el S.XVI que lo instituyeron los reyes Católicos, y que ha caído en auténtica decadencia. Y no te digo ya en los últimos años con la dichosica Guerra Mundial, que ha salpicado todo aun sin entrar en ella, pero bueno, eso acabó el pasado 10 de Enero y ahora ya hay que mirar pa’lante.

Dios quiera que no haya más guerras nunca jamás porque al final quien gana las guerras es quien menos pierde y lo que es “ganar-ganar” no gana nadie, más que miserias.

A lo que íbamos.

A ver que nos prepara la Comisión del Corpus para este año que el reto no es fácil. El Defensor propone que ya que se ha acabado la Guerra y hay tantos pilotos disponibles, podría hacerse un certamen aéreo como ya se hizo hace unos años para esta ocasión:

“¡Aquellos vuelos majestuosos de Mauvais, Tixier, Adaro… que evolucionaban sobre nuestra vega y nuestra sierra; sobre La Alhambra y la ciudad!”

No te digo que no sea bonito de ver pero a mí me pone nerviosa el ruido de los aviones por el cielo, me da “un no sé qué-qué sé yo” que me parece que se acabara el mundo. Definitivamente prefiero los adornos florales esos de antaño que cuenta el abuelo.

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

© 2021 DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Tema de Anders Norén