DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Ciber-novela por entregas en formato de Diario

24 MARZO DE 1920, MIÉRCOLES

Narrado por la autora
MaRGaRiTa MaRíN


Querido Diario:

Ayer, en el Ayuntamiento, fue el acto de condecoración de nuestro Alcalde con la Medalla de Caballero de la Orden Civil de Alfonso XIII de la mano del presidente de la Asociación de Funcionarios Municipales.

No se me ocurre una insignia con más postín, pues no sólo recoge reconocimiento del Rey sino que también depende del Ministerio de Instrucción Pública y Bella Artes y no pudo ser entregada con más cariño y admiración hacia su persona.

Cuenta Padre que en su discurso de agradecimiento cuando dijo:

Cuando haya de cesar en mi cargo… – en ese momento muchos empezaron  decir: – ¡No, no!

Y continuó: – me llevo sólo la sensación de haber cumplido con mi deber, y me consideraré satisfecho estando siempre al servicio de Granada. ¡Viva Granada!- Ahí, dándole un merecido final apoteósico al acto.

Dice padre que fue un discurso emocionado y emocionante, y que hacen falta más momentos así en el Ayuntamiento que nos recuerden a todos lo que hacemos bien y no tantas gabinas de peleas electorales.

Son ya muchos lo que apoyan públicamente la campaña iniciada por el Defensor para que el Sr. Ortega Molina sea de nuevo el Alcalde. Panaderos, estudiantes, dependientes…

Todos andan mandando cartas al periódico apoyando la campaña y han publicado la firma de al menos 50 o 60 personas que firman el apoyo desde la Parroquia de Santa Escolástica.

La verdad es que salvo interesados particulares en continuar viviendo de la sopa boba y del cortijo que se habían montado algunillos para hacer y deshacer a su antojo, la opinión popular está en su mayoría con el Sr.Ortega, ya no sólo por su valía sino como una cuestión de honor contra políticos desacreditados y electoreros trileros que pretenden burlarse del sentir del pueblo.

Yo no entiendo de esto pero a mí me parece que este hombre está encarrilando las cosas por buen camino y, lo más importante, sin perder la compostura.

Como aún me queda vela de la Candelaria para prender, que Dios me perdone, pero yo le voy a pedir por él, no por él, exactamente, sino por lo que sea mejor para todos los granaínos que no estamos pa’máh triqui traque ni mixtoh de crujío.

Mistos de Crujido

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

© 2020 DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Tema de Anders Norén