DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Ciber-novela por entregas en formato de Diario

25 MARZO DE 1920, JUEVES

Narrado por la autora
MaRGaRiTa MaRíN


Querido Diario:

Ya han empezado a dar cuenta de las reclamaciones electorales en la capital:

En San Gil/San Pedro se desestima por absoluta unanimidad la reclamación del Sr. Torres, y varios más, para invalidar la elección y se valida por unanimidad también la declaración del Sr. Hernández Castillo como concejal.

En Santa Escolástica, también se desestima la reclamación y se validan los resultados de las elecciones votando contra el Sr. González Carrascosa.

Y en San Idelfonso, se declara la validez de D. Pedro Velasco para ejercer de concejal y la reclamación contra el Sr. García Gil de Gibaja ha sido retirada.

A ver si poco a poco va entrando en color el asunto que apenas quedan unos días para la elección del nuevo gobierno municipal.

Pero lo mejor del día ha sido la carta que han escrito al periódico una comisión de señoras del Albayzín, advirtiendo que como los lachiquistas, deshonrando otra vez a nuestra ciudad con su políticas desmoralizadoras, nos priven de la elección del Sr. Ortega como alcalde, van a ir a liarla a la Plaza del Carmen sí o sí y van a poner todos los medios que hagan falta, por difíciles y violentos que sean, para que esta plaga de zánganos no vuelvan al poder. 

Y para concluir, han llamado a todas las señoras de Granada a que les acompañen el próximo 1º de Abril en la plaza del Ayuntamiento que es cuando se elige el Alcalde para ver qué pasa y actuar en consecuencia. Porque sería bueno recordar que el Sr. Molina de Haro, odiado y denostado por muchos, vive en la misma plaza y se puede liar una buena…

Pues eso es lo que hay. Tanto chicoleo

Por las buenas o por las malas: – ¡Se acabó la tontería ya, hombre!

¡Ahí, con dos riles! ¡Di tú que sí! ¡A Dios rogando y con el mazo dando!

¡Qué me gustan a mí las mujeres de mi barrio cuando sacan carácter, chiquillo!

Claro, que cuando toda tu vida es una lucha diaria por la supervivencia, normal que no se amedranten y salgan peleonas. Están ya más que curtías en la batalla que es vivir. ¡Estaría de ver! No hay miedo a la lucha ni al trabajo cuando lo que depende de ti es la vida tus hijos.

¡Unas grandes entre las grandes! Así son mis vecinas.

En casa quienes mandan son ellas, está claro.

«Las mujeres de la casa»
Adora, Concha Cuadros, Carmelita y Conchita

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

© 2020 DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Tema de Anders Norén