DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Ciber-novela por entregas en formato de Diario

27 FEBRERO DE 1920, VIERNES.

Narrado por la autora
MaRGaRiTa MaRíN BeLTRáN


Querido Diario:

Hay cosas que de verdad que no entiendo.

Con el debarajuste administrativo este que arrastrábamos en el Ayuntamiento, se ha estado admitiendo que una Compañía particular intervenga en los ingresos del municipio en menoscabo de la ciudad con unas atribuciones que no les corresponden.

La Comisión de Alumbrado ha descubierto y probado que esta no era la única irregularidad. Aparte de lo que todos sabíamos respecto a las deficiencias del alumbrado, han demostrado que la Empresa de Gas dejaba incumplidas bastantes cláusulas del contrato.

¡Vamos, que estaba tó manga por hombro! Y llevaba años así.

¡Ahora, que con bonico han dao! ¡Se acabó lo que se daba, chatos! Ha dicho el Alcalde que ¡hasta aquí hemos llegao!  Que ahora que el Ayuntamiento se ha puesto al corriente de pagos con la empresa, no les va a pasar ni media, y van a tener que cumplir con lo contratado de cabo a rabo.

¡Si es que no hay más que canallas, mare! ¡Cuánto más tienen más quieren aunque sea haciendo trampa! Por fas o por nefas, no me da más que berrinches el noticiero como me salga de leer la entrega de la novela.

Por cierto, mañana voy con Papa-Antonio al Cervantes a ver el cinematógrafo. Como el Abuelo arregla las butacas del teatro a veces le regalan entradas para los espectáculos en gratitud por su buen trabajo. Y esta vez le han dado dos y me ha convidado.

En estos días están poniendo una serie sobre los Pecados Capitales. Hoy toca la Ira y mañana toca una película que se llama Gula, con Francesca Bertini, una diva de las pantallas, las cosas como son. ¡Guapísima!

En el Salón Regio en cambio hoy mismo estrenan la comedia “El Sueño de Simona”, que no sé de qué va pero seguramente mucho menos culpabilizaora que la otra, aunque con la escasez que hay de pan, papas y azúcar poco se puede pecar de Gula ni queriendo. En fin, a caballo regalao…

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

3 Comentarios

  1. Chon Benítez 29 febrero 2020

    A mi madre le leo algunos de los escritos y sé que este relato le va a gustar especialmente porque los dueños de la fábrica eran los tíos de mi abuela, su madre, que vivió con ellos desde niña por motivos que no vienen al caso. El padre de mi madre trabajó en esa fábrica y en tiempos de la guerra, cuándo sonaban las alarmas iban a refugiarse allí porqe vivían en Alhamar.

  2. Chon Benítez 29 febrero 2020

    Margarita, siento haberme equivocado porque este comentario corresponde a la publicación anterior. Mil disculpas😊

    • MARGARITA MARIN 1 marzo 2020 — Autor de la entrada

      Jejeje No te preocupes, espero le esté gustando a tu madre 💞

Dejar una respuesta

© 2020 DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Tema de Anders Norén