DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Ciber-novela por entregas en formato de Diario

3 DICIEMBRE DE 1920, VIERNES

Narrado por la autora
MaRGaRiTa MaRíN


Querido Diario:

Pues parece que desde el Ayuntamiento se retoma con apremio el proyecto de construir el Camino de Ronda. Ya no sólo por descongestionar el tráfico rodado del centro, sino por la gran cantidad de autocamiones adquiridos por nuestros industriales para el transporte, que están destrozando con su peso el asfaltado y adoquinado de la ciudad.

Lo de pan aquí está mal, pero en Madrid ya es que se están matando entre los propios panaderos. Como siguen en huelga, el otro día uno mató a otro obrero panadero que iba con un saco por la calle, por esquirol. Pues sabes tú que está la gente bien de la cabeza. Anda que…

Bueno, y lo del atentado del otro día a Layret, como era de esperar, ha traído cola. Dicen que el entierro se convirtió en una auténtica manifestación que ha terminado en un paro general que se está contagiando a otros muchos lugares. Menos enterraores y matarifes, que estaban obligados a prestar servicio, todos los gremios pararon, incluso panaderos, y salieron a las calles de Barcelona a protestar con enfrentamientos, heridos, reyertas a tiros…

No les faltó un detalle, chiquillo…

El correo de hoy a Madrid y Valencia se ha quedado retenido allí a causa de esta huelga y la falta de chóferes que se han sumado a ella. Ni correo, ni trasporte de viajeros de la estación a sus hoteles. Incluso los muleros desengancharon sus carros dejándolos abandonados para que no se pudiera hacer uso de su servicio. Dicen también que entre el personal de teléfonos reina gran agitación temiéndose que se declare la huelga.

Eso sin contar con los atentados con bombas que están despertando las huelgas generales en otros lugares del país como en Madrid y Sevilla.

¡La que han liao, mare mía!

El caso, que cuando se disponían a conducir el féretro del Sr. Layret, acompañado de autoridades del Ayuntamiento y la diputación además de gran cantidad de población obrera, al llegar a la Gran Vía e intentar coger la calle Pelayo, al salir por las Ramblas, un escuadrón de la Benemérita lo impidió, y tras una acalorada discusión entre el Capitán y un hermano del muerto,  empezó a cargar contra la comitiva sableándolos con furia.

Algunos centenares de obreros corrieron hacia la plaza de la Universidad donde se lanzó sobre ellos otro escuadrón de la Guardia Civil. Y acabaron heridos hasta el exalcalde y un célebre abogado. Al final un grupo de unas doscientas personas rodearon el féretro y lo escoltaron hasta el campo santo.

Tanto desmadre violento no me gusta un pelo, por aquello de cuando veas las barbas de tu vecino recortar, pon las tuyas a remojar

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

© 2021 DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Tema de Anders Norén