DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Ciber-novela por entregas en formato de Diario

9 SEPTIEMBRE DE 1920, JUEVES

Narrado por la autora
MaRGaRiTa MaRíN


Querido Diario:

Les han escrito, tanto el alcalde Málaga como el alcalde Cádiz, al Sr. Ortega  Molina, diciéndole que cuente con sus apoyos para evitar la supresión de los trenes exprés y mixtos, incluso para organizar una manifestación pública para darle remedio al asunto si lo considera necesario.

¡Ves tú, eso es tener buena disposición!

Por otro lado, ya tenemos un nuevo régimen para los trigos y las harinas. El gobierno se muestra muy satisfecho de sus resoluciones pero veremos a ver si, dentro de poco, no hay que volver a abolir el nuevo sistema como pasó con los anteriores. ¡Que no dan ni una con este tema, chiquillo!

Mucho «pongo de aquí quito de allí» pero al final, el público que es el que paga, no le llega ningún provecho.

La carestía sigue al alza, día tras día, y cada vez son mayores las dificultades. Aquí en Granada ya llevamos varios días sin carne. La vida es imposible tal y como se está poniendo la cosa.

Estos abusos inmorales hay que frenarlos ya, porque de seguir así el invierno se presenta como una terrible amenaza.  El presente es malo pero el porvenir puede ser peor.

¡Qué jartera tengo ya con tanto tenedor, acaparador, especulador… y tanto bribón!

¡Qué poco le gusta a la gente trabajar, mare mía!

¡Digo, para qué se van a esforzar pudiendo chuparle la sangre a otros con sus cuentos y fantasías!

No hay nada como el dinero fácil para que se te olvide la pobreza y hambre de los demás o cualquier otro valor humano, sin que te importe lo más mínimo perjudicar al de al lado. Luego hacen su limosna de pan pa’quitarse el pegote y aquí Paz y después Gloria.

Pues ya lo dijo el Señor: «es más fácil que un camello pase por el ojo de la aguja que un rico entre en el Reino de los Cielos». Tanto postín, tanta farfolla… ¡si Dios no se lleva ná de nadie!

Trabaja para ganarte tu pan, sé buena persona y ¡vive y deja vivir, caramba! No es tan complicao ¿no?

Pues parece que sí. Debe ser complicadísimo…

No puedo con los chupasangres estos, de verdad. Sentaos en su casa ganando dinero sin hacer nada, abusando de los demás, mientras otros están jartos de trabajar para que ellos se enriquezcan más. ¡Cuidao con la gabina!

Que no digo yo que todos seamos iguales, que yo entiendo que tu das una peseta a cada uno y unos, los generosos, la comparten y la gastan;  otros, los conservadores, la guardan en su alcancía y no la gastan jamás; otros, los productores, la ponen a producir, generan 7, gastan 4, guardan 1 y reinvierten 2 o dan trabajo repartiendo la producción (como hace Madre por ejemplo);  y otros, los vivelavidas, la pulen en mixtos de crujío antes de metérsela siquiera en el bolsillo y si me aprietas, antes, incluso, de tenerla.

Cada uno elige la persona que quiere ser, no me meto yo en eso, pero lo que está mal, está mal, y ganar dinero machacando la vida de otros y/o sin dar palo al agua está mal te pongas como te pongas. Punto.

No tiene perdón de Dios, pero los que ya no van a perdonar mucho más son los oprimidos.

¡Qué ya no lo digo más!:

– ¡Qué se va a liar una mu’gorda si no se remedia antes! Al tiempo…

¡Ea, no puedo ya más por hoy con tanto berrinche!

¡A volar!

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

© 2021 DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Tema de Anders Norén