DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Ciber-novela por entregas en formato de Diario

30 AGOSTO DE 1920, LUNES

Narrado por la autora
MaRGaRiTa MaRíN


Querido Diario:

Dimitió el Sr. Bergamín, debe ser que en estos días de asueto se ha dado cuenta de que vive mejor de vacaciones… Anda que… Otra crisis política nacional: ¿Qué va a pasar? ¿Se disolverán las Cortes? ¿Habrá nuevas elecciones para primero de año próximo? ¡Esto es un sinvivir contínuo!

Hoy al final de la tarde, cuando ya cerró la botica, vino Manolín a ca’l primo a echar un rato antes de irse a cenar. Paquito, a pesar de lo que estuvimos hablando el otro día, por su cuenta y riesgo, nos ha dejado solos a Manolín y a mí un rato, mientras charlábamos comiendo pipas tostadas en las escaleras. Y ya que estábamos he aprovechado para hacerle una consulta profesional que hace días me viene rondando la cabeza:

¿Y en la botica no tenéis alguna cremica, ungüento o jabón para borrar las cicatrices?

¿Qué cicatrices te quieres borrar?– me pregunta sorprendido.

Las de mi cara.

Se acerca para examinarlas con más precisión y me suelta:

¿Te refieres a esos agujeritos?

Sí, son de cuándo tuve viruela de chica.

Pero si no se te notan nada, si parecen pequitas.

¡Sí se notan!

¡Nah! ¡Y ya te guardaras de quitártelas!

¿Por qué?– le pregunté asustada- Bueno, sí– ya caí – me han dicho en alguna ocasión que los métodos químicos que utilizan para esto suelen ser muy abrasivos y puede ser peor el remedio que la enfermedad…

Cierto, pero no es por eso. Es simplemente porque ya eres preciosa así. Preciosa y única– traspuesta me ha dejao, y para concluir me dice- ¿Quieres más pipas?

¡Tío canalla! Y ahora me cierra la conversación cómo si le importara un pito lo que le estoy diciendo y lo que me ha dicho.

Pues ya, hasta que ha vuelto el primo, he estado soseía royendo pipas, sin articular palabra alguna, mientras Manolín me contaba no sé qué de una clienta que había ido hoy pidiendo no sé qué pastillas para no sé qué dolencia… ¡Yo qué sé qué me ha contao!

A lo mejor tiene razón y lo de las cicatrices no tiene tanta importancia como yo creo pero lo de “preciosa y única” me ha dejao muerta, moría y matáh, vamos.

¿Puede ser posible que yo le resulte bonita a Manolín?

¡Anda ya! ¡eso no pué’séh!

Seguramente sólo haya querido ser amable para aliviar mi preocupación como hacen los buenos amigos. No puede haber otra explicación a no ser que se haya vuelto loco, ciego o algo así…

Conchita Cuesta «Fotomatón»

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

4 Comentarios

  1. Antonio 30 agosto 2020

    El amor es así….que hace invisible a quien lo «sufre», los pequeños defectos de la persona a quien se ama. ¡Digo yo que será el amor, lo que ha hecho que el boticario Manolin, le haya soltado ese pedazo piropo!, pero es que lleva razón, nuestra albaycinera es preciosa por fuera, pero sobre todo por dentro.

    • Amor Rueda Mejias 30 agosto 2020

      Si es verdad lo conformo. Era preciosa .

    • MARGARITA MARIN 30 agosto 2020 — Autor de la entrada

      ¡Ay este Manolín ya está apretando! Veremos a ver… Esperemos que venga con buenas intenciones y no nos entretenga a la niña💁😅

Dejar una respuesta

© 2020 DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Tema de Anders Norén