DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Ciber-novela por entregas en formato de Diario

23 AGOSTO DE 1920, LUNES

Narrado por la autora
MaRGaRiTa MaRíN


Querido Diario:

Ha escrito el ingeniero Jefe del distrito de Granada diciendo que ante la petición del Ayuntamiento de que se hagan cargo del cuidado de los bosques de la Alhambra, se pone a su disposición por orden del Ministerio para empezar a trabajar ya en un proyecto conjunto en el que se recojan las necesidades y estudien las formas en que puedan hacerse cargo de este servicio forestal.

Bueno, este tema parece que va pa’lante y cunde. Veremos a ver en qué queda…

La sorpresa del día ha sido otra:

-¿A ti te gusta El Manolín?- me suelta así, de pronto, mi primo Paquito.

¿Pero qué dices? ¿de dónde te sacas tú eso? Manolín es un amigo tuyo al que yo saludo educadamente cuando viene a verte. No más.

Ya, bueno, pero a mí me da la sensación de que últimamente hace migas más contigo que conmigo…

¡Anda, ya! ¡No digas tonterías! Es verdad que últimamente charlamos un poco más cuando nos vemos y que nos soportamos un poco mejor que antes, pero es por pura cortesía y porque él desde que está en la botica ha cambiado y a veces nos surgen conversaciones interesantes, pero sabiendo que te molesta ya procuraré no robarte su atención… No te preocupes.

¡A mí no me preocupa, prima! Todo lo contrario, si lo digo por saber si te gusta para hacer mutis por el foro cuando sea preciso…

No digas más tonterías. Tú no te tienes que ir a ningún lado. Es sólo un amigo tuyo con el que yo tengo buen trato. Punto.

Ya…- me dice.

Creo no se ha creído ni papa de lo que le he dicho y se ha puesto a tatarear por lo bajini:

¡ojos verdes son traidores, azules son mentireiros…!

¡Los míos son grises!- concluí en mi defensa.

Ya, ya…

¡Joío chinche mi primo! ¡Pues no me ha puesto nerviosa con la tontería!

A mí no me gusta Manolín. Y aunque me gustara, él es un chavea tan guapetón, con tan buen porte pa’lo chico que es, y tan bien enjaretao ahora en su trabajo aprendiendo la profesión de boticario, que seguro que cuando diga de buscarse una novia, no sin antes romper algunos corazones, seguramente, elegirá alguna milindres de éstas que son todo belleza y postín, y no una modistilla encanijáh, con la cara picáh de cicatrices de la viruela.

¡Cómo si no tuviera el chiquillo ojos en la cara!

Anda que…

De verdad que no sé de dónde se saca mi primo tanta fantasía…

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

© 2020 DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Tema de Anders Norén