DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Ciber-novela por entregas en formato de Diario

19 AGOSTO DE 1920, JUEVES

Narrado por la autora
MaRGaRiTa MaRíN


Querido Diario:

Que dice D.Natalio Rivas, que en su opinión, visto lo visto, debe de entregarse ya la custodia, repoblación y cuidados de los bosques de la Alhambra, al cuerpo de Ingenieros de Montes. Y añade, que no dice nada que no le haya dicho ya en su propia cara al propio Cendoya.

¡Ea, se está llenando de gloria el hombre!

Hablando de Gloria, ya hay fecha para los cultos a la Patrona y el Arzobispo concederá 100 días de indulgencia por cada uno de los actos en que cada cual participe. Empieza el día 10 de Septiembre y terminan el 19.

¡Pues no hay que ser pecador, ni ná, pa’gastarlos todos! Me hago la Novena entera y me olvido por tres años de todo lo malo que he hecho, y luego, como pecado olvidado, pecado perdonado… ¡Así nos luce el pelo con tanto perdón!

Dice mi madre que esto es así porque hay mucha gente de los pueblos no tienen acceso a la Confesión porque en algunos no tienen ni párroco. No digo yo que no, pero que me parece excesivo, no sé si los 100 días por acto, o por el número de actos, pero que los de los pueblos son precisamente los que menos podrán asistir, y si es que pueden asistir a alguno, claro, porque trasponer hasta aquí tiene su dificultad… No sé si me explico.

-¡Las cosas son como son y así han sido siempre!– ha concluido mi madre, que cuando me pongo mohína pierde pronto la paciencia…

Pues vale, pero que no me quedo yo conforme, que lo que hay es que procurar ser bueno todos los días, que algunillos parece que se les olvida y luego retienen el trigo, o especulan con las papas pa’que suban de precio mientras otros mueren de hambre, o roban porque afanan y no por necesidad, no dando palo al agua en su vida y aprovechándose de la necesidad básica de comer que tiene cualquier criaturica humana.

Tú ya me entiendes.

¡Qué Dios dirá en el Cielo, pero que aquí da asco tanto abuso!

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

© 2020 DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Tema de Anders Norén