DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Ciber-novela por entregas en formato de Diario

22 JUNIO DE 1920, MARTES

Narrado por la autora
MaRGaRiTa MaRíN


Querido Diario:

Pues otro invento nuevo, el Impuesto de Timbre obligatorio para todos los envases. Sea de lo que sea, tengan la calidad o tamaño que tengan, da igual que paquete, lata, bote, papel de envolver o bolsa: 10 céntimos que hay que pagar por cada uno y como te pillen que no lo haces las multas pueden ser de traca. No importa seas industria o comerciante, ni el contenido. ¡To’quisqui tié que pagarlo!

Está de un contento mi mare… Dice que esto encarecerá el producto lo menos un 25% y que ahora que hay tanta necesidad y tanta carestía, es la peor de las medidas que se podían tomar.

Anoche sobre las once, en la taberna de la María Cano, una que hay entre Alcaicería y calle Libreros, se lió una buena. No se sabe todavía que pasó exactamente porque cada uno cuenta una historia.

Al parecer, según cuentan algunos testigos, una tal Trinidad y su marido Ángel que viven por Marqués de Gerona, fueron los que promovieron la reyerta. No sé cómo ni por qué, en lo que, un tal Vicente, hiere a la Trini con un hocino.

El marido, Ángel, que ve a su mujer herida y saca un revólver, y se lía a tiros contra en Vicente y los hermanos Mariano y Manuel Cano, hiriendo a Mariano por debajo de la clavícula derecha, quedándosele la bala alojada y dejándolo en estado muy grave, vamos, tanto que en la Casa Socorro llamaron al párroco de San Matías para administrarle los Santos Sacramentos (pobre cura, no debe de ganar para sustos, como es el que está más cerca siempre lo llaman a él). Y a su hermano Manuel lo hirió en el pie.

El agresor huyó, aunque dicen que el padre del tal Ángel lo ha entregado a la policía esta misma mañana, pero la mujer herida se quedó hospitalizada en San Juan de Dios.

Total, la que se puede liar en un momento con la pila’chalaos y las dichosicas pistolicas… ¡Menudo invento del Diablo!

Hoy también han liao un rifirrafe bueno un tal Luís de la calle Camino Nuevo del Cementerio y El Paco de la calle Quijada, que han acabado los dos en la Casa Socorro, pero estos con las manos, que mal está pelearse, pero vamos, entre unos golpes y cuatro aruños o un disparo, hay tela de diferencia.

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

© 2020 DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Tema de Anders Norén