DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Ciber-novela por entregas en formato de Diario

12 JUNIO DE 1920, SÁBADO

Narrado por la autora
MaRGaRiTa MaRíN


Querido Diario:

Hoy amanecimos con una banda paseando por las calles del Albayzín anunciando el gran día de fiestas que nos esperaba. Hoy es el día de la verbena albayzinera, a la que este año también se ha sumado el barrio de San José. La verbena más popular de estos festejos del Corpus.

Las fachadas adornadas y acicaladas para el gran día, parecían auténticos jardines verticales. Y las mozuelas ataviadas todas con sus vistosos vestidos amidonaos y su flor en el pelo ya paseaban dejándose ver desde bien temprano.

Para el concurso de patios y fachadas habrá un premio de 200 Pesetas, otro de 100, otro de 75, dos de 50 y uno de 25. Pero nosotros aunque pintamos y adornamos la nuestra con algún mantón no concursábamos. Lo hacemos sólo por gusto, para concursar se hacen verdaderos decorados, con arcos de flores y demás explosiones primaverales.

Esta tarde también ha sido la Batalla de Flores. En principio estaba programada para el día 9 pero al final la pasaron a hoy. Sólo podían participar las carrozas, coches y automóviles debidamente ornamentados, así que las sociedades comerciales e industriales participantes, entre ayer y hoy, tuvieron que llevarlos ya adornados a inscribirlos y pasar el visto bueno del Ayuntamiento.

A las 6 y media de la tarde, sonó un disparo de cohetes que hizo público el comienzo de la Batalla, empezaron a entrar los vehículos por el Triunfo a la Gran Vía, saliendo por reyes Católicos y dando la vuelta en la explanada de Puerta Real.

Nosotros la estuvimos viendo en la Gran Vía desde la esquina de la calle de la Cárcel Baja, justo en frente de los almacenes «La Paz», donde se encontraba el jurado.

Una preciosidad, la verdad, es una de las actividades del programa que más me gusta. Es pura primavera en movimiento. La que más me gustó, la verdad, fue una carroza con una esfinge egipcia que presentaba la Unión Mercantil aunque la que ganó fue la de la Unión Comercial, con “Regalo de Primavera”.  La titulada “De Flor en Flor” de la Sociedad de Hoteles, Fondas y Similares por lo visto no pudo llegar a participar porque tuvo un incidente justo antes de empezar.

De los coches y automóviles no te puedo decir porque a las 7 nos subimos a San Miguel Bajo que había fantoches y cucañas para los niños y la batalla terminó como para las 9.

Un día grande en el Albayzín:

A la mañana el Pasacalles recorriendo el barrio de abajo a arriba.

A las 5 había Fiesta Infantil en el Grupo Escolar Alfonso XIII con reparto de meriendas y dos premios en metálico que iban a dar a un niño y una niña que se hayan distinguido por su aplicación en los estudios durante el curso.

A las 7 fantoches y cucañas en San Miguel Bajo .

A las 9 y media castillo de fuegos artificiales. Espectacular.

Tras una bonita diagonal de cohetes y palmas reales, y coronas voladoras anunciando el principio del castillo, comenzaron las cohetarias.

Primero: una rueda de traca con varios juguetes de distintas transformaciones y luego dos lienzos de cenefas árabes que acabaron con un truenaco.  ¡Pumba!

Después, en la segunda parte, más bonita aún que la primera: Otra rueda, seguida de una cascada árabe de varias transformaciones, y de pronto… ¡pum! Una preciosa palmera gótica con cambios de colores y lluvia de perlas. Preciosa. Y ya comenzaron a aparecer seis estrellas italianas dobles, ramilletes… Y otra vez otro truenaco: -¡Pumba!

Y ya para terminar: una araña árabe de dos transformaciones, un gorro chinesco, un tornasol mágico, y una fachada gótica donde apareció el Santísimo seguida de tres lienzos de combate en el que apareció la Batalla de los Castillejos para concluir con el castillo central apareciendo todo el castillo gótico y un jardín de chispas eléctricas y lluvia de perlas, con la quema de toda una caja de cohetes que formaron una bóveda toda iluminada y: –¡Pumba! -Tronada final.

En ese momento la banda de música empezó a sonar y se encendió el alumbrado con iluminación a la veneciana y eléctrica que iba desde la Plaza de San José a San Miguel el Bajo. Luego del callejón de Santa Isabel a Maria de la Miel. Y de ahí ya la plaza de San Nicolás, Callejón de San Cecilio, placeta de la Minas, Arco de las Pesas, calle del Agua, Plaza Larga, calle Panaderos, plazas de Aliatar y Salvador.

¡Impresionante!

Dos verbenas con baile popular, una en San Miguel Bajo y la otra en Plaza Aliatar, con concurso y premios como el año anterior.

Primero nos fuimos a la de la Plaza Aliatar para que la de San Miguel nos pillara ya de bajada a casa. Allí estaba Manolo que volvió a pedirme un pasodoble.

De acuerdo– le dije- pero solo si me lo cantas de pé a pá mientras bailamos, que últimamente canturreas poco y me tienes preocupada.

Y sorprendido a la par que muerto de la risa me dijo:

¡Naturaca de la vaca! Te canto un pasodoble o un tango, lo que tú prefieras, reina.

Estuvimos por allí un rato pero había tanta concurrencia que casi no se podía ni bailar así que decimos todos irnos a San Miguel a ver si allí estábamos un poco más amplios aunque la diferencia, la verdad, era poca.

Echamos cuatro o cinco piezas más y ya para casa que mañana es San Antonio y nos espera jaleo familiar… A la vuelta ya nos despedimos de Manolín y sus hermanos en San José, que por cierto, Doña Rosa iba tan guapa y elegante que al principio de la tarde ni la reconocía.

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

1 Comentario

  1. Paco Julio Jr 18 junio 2020

    Pa haberlo visto 😍👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻 pumbaaaa!!!!!!

Dejar una respuesta

© 2021 DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Tema de Anders Norén