DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Ciber-novela por entregas en formato de Diario

13 JUNIO DE 1920, DOMINGO

Narrado por la autora
MaRGaRiTa MaRíN


Querido Diario:

Hoy San Antonio. Arroz con conejo en la Golilla con toda la familia junta para festejar los Antonios y Antonias: Papa-Antonio de Madre, Papa-Antonio y Mama-Antonia de Padre, Tito Antonio, mi primillos Antoñillo… ¡Casi ná!

¡Menuda comilona!

¡Qué te voy a contar que no te imagines ya!

Buen yantar, mejor beber e interminable cantar.

Papa-Antonio se subió la guitarra y allí estuvimos todos divertidos dándole a todo el cancionero familiar en la sobremesa que por poco nos tienen que echar ya por pesados. Menos mal que Mama-Antonia ya había previsto una meriendica en su casa para sacarnos de allí.

Así que después de merendar en ca´la Abuela, nos dimos nuestro último paseico de Corpus que mañana ya hay que retomar el ritmo de trabajo y hay faena que sacar, y estoy hecha bicarbonato con tanta fiesta en estos días.

He disfrutado mucho de estas fiestas aunque, claro, había cosas del programa que no me interesaban mucho o más bien que no van conmigo como las novilladas, las carreras de hipódromos o el concurso del Tiro Pichón.

Por otro lado, con lo que me gusta el teatro no he pisado ni un coliseo, ni tampoco el Circo. Nos hemos quedado sin conciertos de postín en la Alhambra por falta de presupuesto municipal. Y me he quedado con todas las ganas de ver la exposición de Bellas Artes y Artes Industriales.

Dicen que ha estado un poco regulera pero claro es que aquí todo lo que se salga de la belleza artística de lo clásico ya es criticado de partida y como en la exposición de escultura participaban algunos alumnos de la Escuela con sus “nuevas creaciones”, pues como que no se les ha entendido bien.

Esta exposición que alcanzó su máximo esplendor con el reinado de Luis XV, consta de tres secciones: escultura, pintura y artes industriales. Y esta última es la que me suele interesar más con sus aparatos de físicos.

Este año había un aparato receptor de telegrafía sin hilos, un aparato para probar dilatar los cuerpos, otro para demostrar la distribución de vapor y el movimiento de los émbolos, otro para demostrar la propagación de las ondas, una instalación Tesla con un transformador de alta tensión…

Total, que me he quedado con las ganas pero ya se presentarán otras ocasiones para el año que viene.

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

© 2021 DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Tema de Anders Norén