DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Ciber-novela por entregas en formato de Diario

30 MAYO DE 1920, DOMINGO

Narrado por la autora
MaRGaRiTa MaRíN


Querido Diario:

Pues,  Pepico, el aguaoh que vive en la calle Gloria y tiene a su cargo a sus dos padres impedidos a los que cuida y mantiene, resulta que se disgustó con su novia, Tere, una muchacha mu’bonica que vive por la Carrera del Genil. Y ni corto ni perezoso se fue pa’l Salón y delante de todos los transeúntes se dio un tiro en la cabeza con un revólver.

Acudieron presurosos algunos de los que iban paseando y unos guardias que andaban por allí, y como al acercarse al joven vieron que aún estaba con vida, lo cogieron y lo llevaron en una silla a la Casa Socorro. Al llegar, le inyectaron estimulantes y al parecer se espabiló un poco y pudo contarles quien era y los motivos de su desgraciado acto.

Dicen que mientras los médicos trataban de curarlo él decía: -Que venga mi Tere de mi alma que quiero verla antes de morir- se me ponía la carne de gallina mientras me lo contaba Sole.

Pero al parecer estaba tan grave y su situación empeoraba tanto por momentos que optaron por mandar llamar de urgencia al párroco de San Matías para que le administrara los Santos Óleos. Al rato de ser curado, Pepico volvió a reaccionar un poco y fue trasladado al hospital de San Juan de Dios en donde ya se quedó en gravísimo estado.

No sabemos nada más, pero difícilmente salga de esta…

¡Qué tragedia, mare mía! Con tan sólo 21 años, sus padres sin tener quien los atienda ahora y el regomello que le va a quedar de por vida a la pobre Tere. Eso sin contar, claro, con todos los que iban paseando tan tranquilamente por el Salón y presenciaron el espectáculo sin comerlo ni beberlo.

¡Ay, pobre aguaor que quiso perder la vida por desamor!

Fuente fotográfica: Patronato de la Alhambra

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

© 2020 DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Tema de Anders Norén