DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Ciber-novela por entregas en formato de Diario

4 ABRIL DE 1920, DOMINGO

Narrado por la autora
MaRGaRiTa MaRíN


Querido Diario:

¡Mare mía, mare mía, qué barbaridad!

Lo del Ministro de la Gobernación es pa’meterlo directo en el manicomio…

¡Cómo es posible que, teniendo nuestro Alcalde la mayoría absoluta de votos de nuestros concejales y de acuerdo con la voluntad popular, pretenda siquiera pensar en destruir lo que ha sido fruto del civismo y sentir del pueblo!

¿Un año entero toda una ciudad luchando por erradicar los atropellos políticos para nada?

¡Qué se cree usted eso!

Y más loco el Gobernador Civil si hace caso de la maniobra política y caciquil que nos quieren imponer desde el Ministerio. Vamos, que el Sr. Cangas-Argüelles sabe de sobra lo que hay y lo que quieren los vecinos de Granada, y que como se ponga muy farruco al que mandamos a Madrid a dimitir es a él, que es obligación del Gobernador atemperar su conducta al espíritu de los pueblos y no tomarse por el pito del sereno el sentir de los granaínos.

¡El acabose, vamos!

¡Ver para creer!

Ya son ganas de turbar el orden, la tranquilidad y la justicia.

El Gobernador aún no ha dicho ni “mú” del asunto, como quien no se entera de lo que está en boca de toda la ciudad. Estará buscando una salida digna porque tonto no es, pero a ver por dónde sale, porque cuanto más tarde menos se lo va a creer la gente; que yo no entiendo de política pero no hay más que ver el ambiente de alarma que se está creando entre la población.

¡Que es ya mu’cansino tanto despropósito!

¡Venga, hombre, ya!

Ya me han dao el Domingo de Gloria, chiquillo.

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

© 2021 DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Tema de Anders Norén