DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Ciber-novela por entregas en formato de Diario

2 ABRIL DE 1920, VIERNES

Narrado por la autora
MaRGaRiTa MaRíN


Querido Diario:

Anoche, entre pitos y flautas nos acostamos casi a las dos de la madrugada y hoy a las siete de la mañana salía el Vía Crucis de El Salvador. Como Papa-Antonio no quería perdérselo, le prometí que lo acompañaría para que no fuera solo, así que a las seis y media otra vez cuesta pa’riba. Pero mereció la pena el madrugón.

Esta vez nos fuimos a la Plaza Larga que eran donde se iban a encontrar las imágenes del Nazareno, que salía de El Salvador, y la Dolorosa que venía de San Bartolomé.

¡Qué emocionante encuentro!

Y ya desde aquí se organizó la procesión:

Primero la Cruz Parroquial y ciriales, penitentes y niñas vestidas de Nazarenos, con los atributos de la pasión, la imagen de Nuestra Señora de los Dolores, después, otras dos filas de penitentes, las señoritas de Ladrón de Guevara, Ruíz y Montijano, primorosamente vestidas representando las Marías, seguidas de la imagen del Nazareno y cerrando la procesión el clero.

Y ya comenzó el recorrido parando y rezando la estación de penitencia correspondiente en cada uno de los preciosos y artísticos altares elaborados por las mujeres del barrio a lo largo de todo el trayecto.

Si a todo esto le sumas que hoy el día amaneció primaveral, la afluencia de granadinos al barrio para verlo ha sido tal que con la aglomeración de público era casi imposible el tránsito por las principales calles del Albayzín.

Al llegar a casa ya se percibía desde el ojo’patio el olor de todas las ollas de las vecinas preparando el tradicional y exquisito cocido de bacalao.

¡Ummm, qué cosa más rica, mare mía! ¡Hasta Miniqui estaba frotándose los bigotes en la escalera sabiendo el banquete de raspas y pellejos que le esperaba!

Hoy no hubo Defensor por la festividad de ayer, así que me cogí los periódicos atrasados y aproveché el asueto mañanero para ponerme al día de la novela por entregas, que con el ajetreo del taller en estos días tenía muy abandonado a mi Sr.Dantés…

A la tarde fue la procesión del Santo Entierro, y a su paso por la Plaza Nueva, a pesar de la religiosidad del acto, el público empezó a aplaudir al Sr. Ortega Molina, no siendo así igual, para el Gobernador Civil, Sr. Canga-Argüelles, que fue vociferado en la puerta de la Catedral, dando orden éste a la policía de buscar a los autores de las voces.

Y es que se avecina jaleo…

Resulta que, al parecer, según advierte el periódico, el Ministro de la Gobernación le ha dado tres días al Gobernador Civil para que le exija la dimisión al Sr. Ortega sin motivo alguno, más que imponer su voluntad caciquil.  ¡De locos, vamos! Este hombre no sabe en la que se está metiendo. ¿Ir contra la expresa voluntad del pueblo? ¡La que se pué’liáh es menúa!

Veremos a ver en que acaba esto…

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

© 2021 DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Tema de Anders Norén