DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Ciber-novela por entregas en formato de Diario

1 JULIO DE 1920, JUEVES

Narrado por la autora
MaRGaRiTa MaRíN


Querido Diario:

Se dice, se debate, se acuerda…  No se vigila, no se hace.

¡Pues estamos buenos ahora con el tifus!

El presidente de la Comisión de Beneficencia dice que la epidemia de fiebre tifoidea es endémica en Granada, y que se trata de tifus exantemático y que la Diputación lleva gastada más de 70.000 pesetas en estancias de estos enfermos.

Epidemia, por otra parte, que el municipio no puede combatir de momento pues el asunto está relacionado con el agua potable, alcantarillado, pavimentaciones y limpieza pública. Y eso no es cosa que se pueda arreglar de un día para otro.

También dijo, refiriéndose a los casos de tifus del barrio de San Idelfonso, que se podría haber combatido con mucho menos desde los primeros momentos y que como nada se hizo, así estamos como estamos.

Al parecer se han inspeccionado todos los servicios sociales del Ayuntamiento viendo que no sirven, como ocurre con el laboratorio clínico también, todo por la falta de medios. Tan falticos de recursos que para la vacunación del Instituto Municipal que se hizo en el  mes de Mayo se vacunaron 600 personas con una sola ternera.

Total, que ahora viene cuando la matan y lanzan una serie de prescripciones sanitarias contra el tifus en Granada de obligado cumplimiento para todos.

¡A buenas horas mangas verdes! Cuando ya estamos toh’medio’prodíos… Anda que…

Para empezar, a partir de ahora los médicos municipales tendrán que dar parte diariamente de los casos de tifus en que intervengan. Habilitarán un edificio para aislar a los enfermos y en caso de ser posible se construirán barracones (yo no sé… en principio estaba previsto un hospital de contagio donde la ermita de San Miguel y no sé qué ha pasado al final… si hasta la Cruz Roja trajo almohadas y sábanas. Lo mismo es otro edificio más. Yo que sé….) y obligarán a los propietarios de fincas a desinfectarlas y sanearlas.

Se hará reparto de jabón y desinfectantes entre los pobres. Incautación y quema de la ropa de los enfermos y de todo lo que haga falta , y se mandarán de vuelta a sus lugares de procedencia a los pobres que no sean vecinos de Granada.

¡Pues chico chapuz para los pueblos cuando empiecen a llegarle gente enferma! Que si aquí estamos faltos de medios no te digo en un pueblo…

Clausurarán el asilo nocturno y las casas de recogimiento. La Inspección visitará los edificios que no reúnan condiciones higiénicas. Y se cercarán los solares para evitar focos de infección.

Obligarán a propietarios e inquilinos a que mantengan en las casas el mayor aseo posible. Se desinfectarán constantemente los lavaderos públicos, se derribarán las casas denunciadas por ruinosas y antihigiénicas, y se construirán darros donde no existan desagües y corran las aguas sucias al descubierto.

Los tenientes alcaldes serán los que tengan que velar por el exacto cumplimiento de estas prescripciones y la Guardia Municipal será la encargada de vigilar con celo todos los servicios relacionados con la sanidad.

Y por último, se pedirá al gobierno auxilio económico para combatir la epidemia pero la Comisión de Beneficencia se constituye en servicio permanente hasta que la epidemia haya desaparecido.

¡Que Dios nos pille confesaos!

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

© 2021 DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Tema de Anders Norén