DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Ciber-novela por entregas en formato de Diario

28 MARZO DE 1920, DOMINGO

Narrado por la autora
MaRGaRiTa MaRíN


Querido Diario:

Hoy manifestación pacífica y multitudinaria de hombres, se calculan que 9.000, para reclamar una política decorosa, una administración honesta y que el Sr. Ortega Molina siga siendo nuestro alcalde apartando a Granada de las viejas maniobras caciquiles, y terminando el recorrido que partió del Campillo, en el 18 de la Gran Vía, donde vive D. Antonio, siendo aclamado para que saliera al balcón, pero el hombre no estaba en casa…

Ya no se me ocurre qué más se pueda hacer por abolir tanto despropósito. Está ya más que claro qué es lo que quieren los vecinos de Granada.

El drama para mí es que hoy era Domingo de Ramos y quien no estrena no tiene manos. Esto ha sido un “no-parar” las últimas semanas. Hoy ni fuimos a misa esta mañana porque aún quedaban algunos encargos pendientes de rematar para la puesta de hoy.

Hemos ido tan apretáh que hasta yo he tenido estos días que empezar ya a coser cogiendo falsos y rematando ojales para dar abasto con la tarea. Y lo peor: ¡mi abrigo sin terminar! Total, verás que hoy me quedo sin la procesión de las Palmas de San Andrés por quedarme terminando lo mío.

Ahora en cuanto termine de escribir me pongo un rato más con él que si no al final voy a ser yo la que me quede sin estrenar… ¡Estaría de ver después del mesecico que llevo dando puntáh!

Con lo que tengo encima hoy, Carmelita, con lo chica que es, va y me dice antes de salir para la procesión

-¿Y por qué no hiciste tu abrigo lo primero?

Y le respondo yo, inocente de mí: – Porque había muchos encargos pendientes por acabar.

-Pues que los hubieran encargao con más tiempo, tú abrigo estaba pensao de antes.

¡La mare que la parió! Miedo me da cuando se haga mayor y ponga en práctica sus lógicas aplastantes. ¡Qué arte tiene la piticlara esta!

¡Ay, que bonica es! Tan chica y tan resabiáh.

Para el Corpus tendré en cuenta su sabiduría infantil y empezaré a coserme lo mío antes que lo de nadie, en cuanto acabemos con la temporada de Pascua, para que no me pille el tren.

¡Hasta le voy a hacer un vestidillo a ella! Ya lo tengo hasta pensao. Lo vi en una revista vieja de patrones de madre: Un vestidico de falla, guarnecido con bieses del mismo paño bordados a la inglesa. Una preciosidad, pero el color aún no lo tengo claro, no sé si en azul pastel o palo de rosa.

Primero, le preguntaré a ella qué prefiere, que con lo Marisabidilla que es cualquiera le hace algo fuera de su gusto…

Me voy a seguir cosiendo mi abrigo que me quedan cuatro remates locos. A ver si llego al encierro al menos.

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

© 2020 DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Tema de Anders Norén