DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Ciber-novela por entregas en formato de Diario

PREÁMBULO

Narrado por la autora
MaRGaRiTa MaRíN


El 1 de Enero de 1920 Conchita tenía 10 años, para 11 en días, y era la mayor de tres hermanas. Después de ella vendrían Adora de 9 y Carmelita de 5.

Hijas todas ellas de la modista de Calderería, Concha Cuadros, y del guapo y alto Macero del Ayuntamiento, Pepe Cuesta.

Concha-madre era Maestra Modista con taller propio y Concha-hija ese mismo año 1919 había dejado la escuela para empezar a ayudar a su madre en el taller acompañando a las aprendizas a las compras para evitar los sises que intuían se estaban beneficiando algunas.

Si algo tuvo siempre claro el abuelo Cuadros, ebanista de profesión, fue que las mujeres de su familia tenían que aprender a leer, a escribir y las 4 reglas. Y así se hizo, mandando a la escuela a Concha cuando era niña y como harían después Conchita y sus hermanas hasta los 10.

Todo siempre con el beneplácito de Pepe, claro, que era el que tenía la última palabra en aquello de las decisiones familiares. Pepe no era un mal tipo, simplemente se limitaba a ejercer su papel de cabeza de familia, como no podía ser de otra manera y sólo a partir de las 5 de la tarde.

En 1920 Ninguna mujer podía salirse del tiesto familiar sin el permiso de algún varón tutor, ya fuera el padre o el marido en caso de estar casada.

Pero Pepe Cuesta no era especialmente severo en familia, tenía otras tareas muchísimo más importantes que atender desde su cargo y ambición de prosperar en el Ayuntamiento para llegar a ser funcionario y dejar de padecer la incertidumbre que sufría a cada cambio de alcalde.

Dos grandes hechos tuvieron lugar en la vida de Conchita que marcarían su vida para siempre: la escuela y el abuelo.

Aprender a leer y escribir, fue el mejor regalo que le hizo la vida porque le encantaba devorar cualquier literatura que caía en sus manos, pero que el abuelo Antonio, el ebanista, viviera con ellos y gustase de comprar el periódico a diario, era el mayor de sus estímulos.

Y fue esta especie de “con-condumio” de circunstancias lo que le llevó a emprender este DIARIO cuando tuvo que dejar la escuela y empezar a trabajar.

Primera Página del Diario «El Defensor de Granada», 1 Enero de 1920.

Anterior Entrada

9 Comentarios

    • MARGARITA MARIN 8 diciembre 2019 — Autor de la entrada

      ¡No sabes cómo me alegro!

  1. Chusrms 9 diciembre 2019

    Muy interesante el preambulo, deha con la intriga de querer leer mas..

    • MARGARITA MARIN 9 diciembre 2019 — Autor de la entrada

      El Diario empieza el 1 de Enero pero durante estos días iremos conociendo un poco más de Conchita y «su mundo»…

  2. Mari Angeles 10 diciembre 2019

    Hija mia….hasta ahora no habia podido leerlo (escucharlo). Qué buena pinta tiene!!!!

    • MARGARITA MARIN 11 diciembre 2019 — Autor de la entrada

      Pues ya sabes que a partir de las 20:00h hay que buscarse un par de minutos para llevarlo al día… Es una historia «a sorbitos» 😉

  3. esther 10 diciembre 2019

    Me encanta! gracias por el buen rato que nos haces pasar!

© 2021 DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Tema de Anders Norén