DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Ciber-novela por entregas en formato de Diario

29 SEPTIEMBRE DE 1920, MIÉRCOLES

Narrado por la autora
MaRGaRiTa MaRíN


Querido Diario:

Hoy San Miguel, día de misa y oficio divino con rito doble, segunda clase y color blanco. Vamos, que esta mañana hemos acompañado toda la familia a Papa-Antonio al Cerro del Aceituno que quería ir a la misa de la Ermita a las 9 y media aunque hoy había misas en su honor en todas las iglesias.

¡Qué le vamos a hacer! Tenía el hombre el gusto por subir a su Albayzín… pues pa´llá que nos hemos ido de Romería. No hay más que hablar.

La mañana aún de otoño parecía primaveral, es lo que toca, es el veranillo de San Miguel.

Como no podía ser de otra manera, toda la juventud, de perita en almíbar y hecha un palmito vestida con ropas de alegres colores, se subió al cerro a visitar la ermita para ver al Arcángel. Aunque no estaba tan concurrida como otras veces.

Lo mejor de este paseo siempre son las vistas desde to’lo alto: con la Alhambra la izquierda, el Albayzín a los pies y con toda Graná y su vega al frente.

¡No hay otro panorama más inmenso en Granada como esta visión desde la plazoleta de la ermita de San Miguel!

¡No me canso nunca de verlo, chiquillo!

Una vez visitamos al santo nos fuimos a la parte de detrás. La explanada estaba llena de feriantes y romeros bien provistos de acerolas, orejones, azofaifas, zamboas, nueces, erizos… ¡y los girasoles que tanto gustan a grandes y pequeños!

Para los mayores, ¡cómo no!, había cantinas donde más de uno se puso púo de vino manchego celebrando. Pero son muchos más los que prefieren los paseos embriagadores, llenos de poesía y romanticismo por el cerro disfrutando del olor a romero y tomillo.

Como a Madre no le hace ni chispa de gracia, los borrachines, para la hora de comer, estamos ya todos en casa, sin más remedio, pero son muchos los romeros se quedan a merendar arriba para luego bajar al anochecer callejeando a media luz cantando alegremente al son de sus guitarras.

Ahora nosotros nos vamos a la feria de frutas y juguetes de Plaza Nueva que es más apropiada para la chavalería.

Romeros en la Explanada del Cerro del Aceituno 2017

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

2 Comentarios

  1. Antonio 29 septiembre 2020

    Una pena que este año por culpa de la pandemia no se haya podido celebrar el patrón del barrio y aunque fiestas bonitas las de antes, aún se pueden vivir unas fiestas entrañables en San Miguel bajo con la gente del Albaycin bailando pasodobles y degustaciones de buen vino y jamón o la tortilla del Sacromonte. Otro año será y lo vamos a coger con ganas, aún así ¡¡Viva San Miguel!!

    • MARGARITA MARIN 30 septiembre 2020 — Autor de la entrada

      Pues sí que se han echado de menos nuestras fiestas este año pero, bueno, ahora es momento de cuidarnos y cuidar para poder seguir festejando los próximos que están por venir. ¡La siguientes las cogeremos con más ánimo!

Dejar una respuesta

© 2020 DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Tema de Anders Norén