DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Ciber-novela por entregas en formato de Diario

17 JUNIO DE 1920, JUEVES

Narrado por la autora
MaRGaRiTa MaRíN


Querido Diario:

Pues ya ha salido el Decreto que sube el precio de los periódicos diarios, quedando el mínimo por ejemplar fijado en 10 céntimos y ese es el precio por ejemplar que desde hoy asume El Defensor para los suyos.

Como Papa-Antonio está subscrito mensualmente a El Defensor, el precio actual que paga por un mes de 6 reales para granadinos, le pasará a 2 Pesetas ya el mes que viene, que es el mínimo para suscripción que fija este decreto.

En principio no se ha quejado porque dice entender que se hace necesaria la subida para que sobreviva la industria periodística. Si a él le parece bien, a mí también. Total, él es el que lo paga.

Tampoco podrá sobrepasar ningún periódico los 13.000 milímetros cuadrados por impresión para cada ejemplar y si alguno quiere utilizar más superficie, solo podrán insertarla en forma de anuncios pero cobrando por ellos un precio mínimo que para los periódicos de provincias será de 25 Pesetas la línea del cuerpo 7 y 40 milímetros de ancho o equivalente.

Total, ellos sabrán, porque yo no me entero. Ya publicarán todas estas tarifas nuevas como hacen cada día.

No hay que darle más vueltas al melón con esto.

El caso es que el decreto les prohíbe expresamente hacer cualquier tipo de regalo a sus subscriptores (revistas, libros o cualquier combinación con otros periódicos) para evitar que puedan desvirtuar así los precios establecidos.

Esta tarde, a las 5 y media, en el Hotel Alhambra Palace, hay un concierto de violín, viola y piano organizado por el Centro Artístico. Con la expectación que siempre despiertan con sus conciertos, seguro que el teatrillo del hotel se habrá visto concurridísimo de asistentes, distinguidas familias y postín a “tuttiplen”.

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

© 2021 DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Tema de Anders Norén