DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Ciber-novela por entregas en formato de Diario

14 ABRIL DE 1920, MIÉRCOLES

Narrado por la autora
MaRGaRiTa MaRíN


Querido Diario:

¡Estamos buenos!

Ayer por la tarde por lo visto ya escaseó el pan porque los panaderos de Víznar y Alfacar no vinieron al mercado, o sea, unos cinco mil kilos menos de pan que los días anteriores. Y tó’pa presionar y volver a subir el precio del pan, claro.

¡Una alegría, vamos!

La gente formó colas en las tahonas y panaderías protestando del problema que estamos teniendo con el pan y de la pasividad de las autoridades y la Junta de Subsistencias. ¡Y es que no es pa’menos! que mucho hablan pero poco resuelven y no hacen más que escurrir el bulto echándose la culpa las unas a la otras.

Normal que la gente grite. Si es que el pan no puede faltar. ¡Esto es un sin-vivir, chiquillo! Cuando no es por una cosa es por otra. Veremos a ver, veremos a ver…

Que si Kilos de pan de 500 gramos, la leche de pozo, el café de mendrugos recogidos por los mendigos, el vino elaborado por la propia tienda, el pescado podrido y carísimo, el azúcar de remolacha caro y malo, los cigarros puros vendidos empaquetados para dar el timo del paquete, las cajas de cerillas con menos de lo que reza el precinto, las botas de setenta pesetas con suela de cartón, el carbón con pedruscos… y todavía cuando protestas algunos te dicen “¿le parese a ustéh caro? Mañana se lo cobro el doble”

¡Mira tú qué desahogao!

¡Mu’bonico que está eso, so sinvergüenza!

¡Cuánto mangoneo, mare mía!

Así no vamos a llegar muy lejos… Se liará antes. Ya lo verás.

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

© 2021 DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Tema de Anders Norén