DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Ciber-novela por entregas en formato de Diario

16 ABRIL DE 1920, VIERNES

Narrado por la autora
MaRGaRiTa MaRíN


Querido Diario:

Lo que nos faltaba para el pastel es nuestro “Abril, aguas mil».

El otoño y la primavera, con sus lluvias, siempre engrosan el contingente de trabajadores parados, a los que ahora hay que sumarle el de los peones de los pueblos cercanos, cuya miseria los atrae hacia la capital como es normal.

Y no es sólo que falten ocupaciones sino que, además, el mal tiempo obliga a suspender las que se hacen al aire libre.

Y digo yo, ¿por qué el Ayuntamiento no aprovecha este tiempo para hacer obras de reforma y embellecimiento interior? ¡Será que no hay tarea pa’entretenerse! Si está tó’manga por hombro vayas a donde vayas.

Vamos, el Ayuntamiento o cualquiera que pueda arrimar el hombro para producir trabajo, como los propietarios o los pudientes. Esperemos que la Cámara de la Propiedad Urbana eche una mano en esto y se pueda acabar con esta crisis que tanto desasosiega a la clase trabajadora.

A lo mejor, creando edificios nuevos en los solares vacíos, podrían poner en un brete a los rentistas obligándoles a bajar los precios de los alquileres.

Sea como fuere, lo del otro día en el pleno del señor Díaz Palomares fue ya de chufla total. Como el Sr. Ortega Molina va colocando a los obreros por orden numérico o sorteo, sin recomendaciones ni favoritismos, no se le ocurre otra cosa que insinuar, asomando su oreja caciquil, que el Alcalde lo está haciéndolo malamente y que habría que volver a contratar sólo a los recomendados, como si lo justo fuera mandar a  la miseria y a la desesperación a la gente sin influencias.

Pues has pinchao en hueso, chato.

¡Qué se cree usted eso!

¡Pues no es nadie D. Antonio! Tendrá sus cosas como cualquier hijo de vecino, pero a honradez y limpieza moral ¡no le gana nadie en Graná!

No cuela, bonico. Y tate callaíco que cada vez que hablas, mejor haces al Alcalde.

Anda que…

Y que no le perdona dos cosas, dice: “su proceder opuesto a los viejos moldes lachico-agrelistas y su continuación en la Presidencia”.

Pues no lo perdones, rey, pero que el chiquillo hace lo que los granaínos le han mandao que haga. No hay más “tu tía”.

¡Qué le gusta malmeter a este hombre!

Como no tenemos ya bastante ruina con lo que tenemos…

Na, échale más leña al fuego a ver si ardemos tós.

¡Bendito sea el Señor, como están las cabecicas!

¡Qué trabajico nos cuesta a tós ir a una como en Fuenteovejuna! Que por cierto a ver si me leo el libro que dice Papa-Antonio que es un clásico imprescindible. O mejor, que la traigan a Graná y me lleve el abuelo al teatro, que a una también le gusta el chicoleo.

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

© 2021 DIARIO DE UNA ALBAYZINERA 1920

Tema de Anders Norén